Don Dinero: la ley del más fuerte.

12 junio 2011

“(…) pidió una cerveza al camarero, se desabrochó el botón de la americana y fue a sentarse en la silla de mimbre que el presidente del Banco Cartujano indicaba a su lado con un gesto. (…)

-Tenemos al alcalde -dijo por fin. (…)

-Ya era hora -dijo Machuca. (…)

-Anoche cenamos juntos (…). Y esta mañana mantuvimos una conversación telefónica larga y cordial.

-Tú y el alcalde-. (…)

-Sí- (…) Accede a recalificar el terreno y a vendérnoslo acto seguido. (…)

-Habrá un escándalo -objetó el viejo banquero.

-Le da igual. Dentro de un mes expira su mandato, y sabe que no será reelegido.

-¿Y la prensa?

-La prensa se compra, don Octavio -Gavira remedó el gesto de pasar página con las manos-. O se le dan mejores huesos a roer.

Vió que Machuca asentía, atando cabos. Precisamente Cánovas acababa de guardar en el portafolios un explosivo dossier obtenido por Gavira sobre irregularidades en los subsidios de paro de la Junta de Andalucía. El plan era hacerlo público de forma simultánea, a fin de que actuase como pantalla.

-Sin oposición del Ayuntamiento –añadió- y con la Consejería del Patrimonio Cultural en el bolsillo…”

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

-A veces la realidad supera a la ficción. En ciudades como Málaga se sigue haciendo dinero a costa del patrimonio. Mientras, instituciones populares encuentran grandes trabas  a la hora de enriquecer artisticamente espacios de poco valor por leyes que a veces rozan lo absurdo. Leyes que la propia administración incumple a su antojo.

-Texto: PÉREZ-REVERTE, A., “La piel del tambor”, Círculo de lectores, Barcelona, 1996.

-Foto: “Calle Ancha del Carmen, nº 23”, 2011.

Anuncios

2 comentarios to “Don Dinero: la ley del más fuerte.”

  1. Enhorabuena por el atino al seleccionar el texto… totalmente de acuerdo: la realidad supera muchas veces a la ficción y no precisamente porque Reverte, o Almodóvar, u otros autores o artistas lo logren transmitir tan bien, sino porque cualquier ciudadano de a pie puede verlo al girar cualquier esquina, al abrir cualquier periódico, al escuchar cualquier conversación entre vecinos… ojalá algún día las cosas cambien profundamente y sepamos construir una sociedad más consciente y honrada.
    Saludos y enhorabuena por el blog

    Me gusta

    • Muchas gracias por tu cimentario. Creo que ante la gran pasividad de los malagueños ante la destrucción de su patrimonio hace falta educación. Hacer ver que nos pertenece a todos y el valor que este tiene. Mientras esto no se consiga, la política lo utilizará a su antojo. Cuando Málaga despierte será demasiado tarde, el patrimonio perdido jamás se podrá recuperar.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: