Pocas cofradías de Málaga conocen tan bien si historia como la del Santo Cristo de la Salud. Inundaciones, la invasión francesa o la quema de conventos de 1931 y 1936 acabaron con casi todos los archivos cofrades de nuestra ciudad, por lo que reconstruirla ha sido una misión casi imposible. Sin embargo, a veces suceden milagros, y este es el caso que nos ocupa pues se conservan sus primeras constituciones e incluso el contrato de su Imagen titular.

Origen

santo cristo salud salitre24 pepe lopez (4)

Lienzo anónimo de finales del S.XVII. Representación más antigua del Patrón. Foto: @SCdelaSalud

Todo comenzaba en 1633, fecha en que, reunidos en el convento de la Trinidad los monjes trinitarios descalzos y los hermanos, se firman los primeros estatutos de la Cofradía y Esclavitud de la Santísima Trinidad y advocación del Santo Cristo de la Columna. Entre estos renglones, se regulaban los derechos y obligaciones de sus miembros, aportando curiosos datos sobre la vida cofrade de la época. Por ejemplo: las normas de comportamiento a cumplir en los cabildos. Reflejadas en el capítulo nueve, se ordenaba, entre otras, “(…) ni se pierdan el respeto, ni digan injurias, ni inquieten los cabildos, ni entren en ellos con espadas y otras armas, ni se burlen unos con otros, ni se hablen palabras feas ni deshonestas, pena de un real la primera vez, y por la segunda dos y de la tercera desterrado de cabildos por un año (…), asimismo queremos se guarde y se observe con el hermano, que se supiere, lo cual Dios no permita, que está amancebado y anda por tabernas y bodegones, casas de juego y otras de mal ejemplo, muy continuo, habiéndole amonestado con secreto y caridad algunas veces por nuestros hermanos mayores y, no enmendando, pidan le alcen el destierro de la dicha Hermandad…”. O, como viene reflejado en el capítulo dos, sobre el número de hermanos que debía tener la hermandad. Este se limitó a treinta y tres, “(…) en remembranza de los treinta y tres años que Jesucristo…” tenía cuando murió. Algo totalmente lógico si pensamos que la razón de ser de las asociaciones de la época era asegurar, por encima de sus cultos y procesiones, el enterramiento y la asistencia sanitaria de sus miembros, que en caso de ser demasiados resultaría económicamente inviable. Y es que en esta época, como en la nuestra, las luminarias no eran suficientes para sufragar los gastos de la Hermandad, teniendo que recurrir a otros métodos de financiación. De ahí que muchas cofradías buscasen el patronazgo de nobles o personalidades que mantuviesen su actividad a cambio de algunos privilegios. Es el caso de Esteban de Santarén y Ovando, conocido cofrade de la época al cual se le nombró Hermano Mayor de nuestra cofradía, otorgándosele el privilegio hereditario de portar el estandarte de por vida durante la procesión que realizaban cada Miércoles Santo. A cambio este debía costear su creación y comprometer a los miembros de su familia a portarlo en caso de que alguna causa mayor se lo impidiese.

Pocos meses después de instituirse, la asociación decidió encargar una imagen nueva, ya que, al Cristo de la Columna al que daban culto parece ser que fue un regalo que hicieron los Reyes Católicos al convento y, por tanto, era propiedad de los monjes. Seguramente por desavenencias con estos o con el regidor Juan Tristán de León, propietario de la capilla y enterramiento donde recibía culto, la cofradía decidió obtener su propia talla. El encargo se hizo al turolense José Micael Alfaro (1595-1650) junto a un San Juan y las andas procesionales de ambos. La imagen debía estar encarnada hasta codos, rodillas y pecho, lo que nos da a pensar que un primer momento se hizo para ser vestida.

El Milagro

Sin embargo, apenas procesionó dos años. Según Medina Conde, en 1636, la Cofradía decidió trasladarse a la Parroquia de San Juan por la lejanía en la que se encontraba el convento trinitario. Allí se encontraron con una dicotomía, y es que en dicha iglesia ya existía una imagen de un Cristo de la Columna a la que ahora, si querían efectuar el traslado, debían dar culto tal y como requería el párroco. Así que la obra de Alfaro pasaría a ser custodiada por una vecina, Doña Ana de Medegal, en su propia casa. Pero seis años después esta señora moría. Su inmueble fue vendido a otro vecino que, poco después, trasladaría su mobiliario a una casa en calle Alcazabilla. Hasta aquí la historia, en Noviembre de 1648 brotaba una de las epidemias más mortíferas de la ciudad, la peste bubónica, que acabaría con más de un cuarto de la población. En este contexto fallecía el último propietario de la Imagen, volviéndose a desposar su viuda con otro vecino de Málaga. Contrató los servicios de Pedro de Anoria, agricultor de la huerta de Don Íñigo, quien, el 31 de Mayo de 1649, trasladaría con su carreta sus bienes, incluido nuestro Cristo, a su nuevo hogar. Sin embargo, entrando en la plazuela del Conde, actual calle Alcazabilla, a las puertas de la antigua abadía de Santa Ana los bueyes se detuvieron. A fuerza de palos, el amo consiguió que las bestias caminasen apenas cincuenta metros más pues volvieron a pararse. Esta vez a las puertas de la casa de don Gaspar de Silva, conocido benefactor de los más necesitados. Parecía como si la Santísima Imagen del Cristo quisiese volver a un lugar religioso donde recibir culto. Pero una vez más, entre palos, sudor, voces y bufidos, los bueyes continuaron su marcha durante un largo trecho. En calle Especería de nuevo frenaron en seco frente a la puerta del Cabildo. Ante el alboroto de la gente y el grito de un niño de unos cuatro años que dijo: -¡Miren de que suerte llevan a un Santo Cristo en aquella carreta!- (según otras versiones alertó de portar un muerto), salieron los funcionarios del Ayuntamiento que al ver el estado deplorable en que portaba a la escultura, decidieron requisarla y llevarla a la capilla de la Casa Consistorial.

Desde aquel día, el cielo se despejó tras siete meses cubierto por nubes negras, y la peste que azotaba a los malagueños desapareció. El pueblo comenzó a atribuirle el milagro a la Imagen que desde ese momento pasó a conocerse como Santo Cristo de la Salud. Por su parte, el Consistorio juró voto perpetuo por el que, en agradecimiento, le harían u

Durante los siglos siguientes, la devoción por el Santo Cristo crecería hasta traspasar fronteras, tal como demuestra un grabado de 1785 conservado en el Museo de Historia de San Francisco de la ciudad de Santa Fe, Argentina. Por ello, además de la procesión conmemorativa del 31 de Mayo, serían comunes las llamadas rogativas. Cada vez que alguna desgracia amenazaba nuestra ciudad, Ayuntamiento e Iglesia acordaban realizar una serie de procesiones y actos donde participaban autoridades civiles y eclesiásticas para rogar por la salvación de la población. Nuestra imagen, además de ser Patrón, se le reconocía como protector de la ciudad y, por tanto, fue muy común su traslado en este tipo de actos religiosos. Para ello, las imágenes normalmente se procesionaban hasta la Catedral donde se celebraban actos en su honor hasta que la amenaza remitía. Tras ello eran portados de nuevo a su templo, en este caso, la capilla que el Consistorio tenía en la Plaza Mayor, hoy de la Constitución, haciendo esquina con Especerías.

santo cristo salud salitre24 pepe lopez

Comparativa de un grabado de finales del S XVIII (colección José Antonio Colón Fraile) y el grabado de 1785 del Museo Histórico San Francisco de Santa Fe, Argentina. Fotos:@SCdelaSalud

S.XIX

El S.XIX fue una centuria de contrates. La imagen deambuló por varios templos de la ciudad por diferentes motivos. Durante la invasión francesa, el miedo a sus saqueos, empujó al traslado del Santo Cristo al Santuario de la Victoria, donde se conservó hasta que en 1813, una vez expulsado el ejército napoleónico, pudo regresar al Ayuntamiento. En 1821 se intentó trasladar a la Catedral pero esta propuesta fracasó. Poco después, por unas obras realizadas en su capilla, fue de nuevo trasladada a otro templo, la Parroquia de los Mártires. Finalmente, a pesar de los obstáculos sorteados por permanecer en su capilla, el paso del tiempo le obligó a emigrar definitivamente del edificio consistorial. Este tuvo que ser demolido por problemas estructurales, y aunque se propuso hacer una capilla en el mismo lugar, el proyecto no fructiferó. Fue entonces, el 8 de Abril 1849, cuando la Corporación Municipal consiguió la cesión de la antigua Iglesia de San Sebastián, que se encontraba sin uso desde que en 1767 la orden jesuita fue expulsada por el Monarca Carlos III. El Ayuntamiento decidió establecer aquí definitivamente al Patrón, costeando al capellán y los cultos en su honor. Pasaba así el templo a denominarse Santo Cristo de la Salud.

Aprovechando su nueva sede, en 1850, por primera vez, se consideró la idea de instituir de nuevo una hermandad en torno  a la Imagen. Curiosamente, esta venía propuesta por el regidor Salvador Net quien, junto a su equipo de gobierno, presentaban este proyecto al Obispado. Sin embargo la joven Cofradía no se mantuvo mucho en el tiempo. Aunque a finales de siglo aún era procesionado por el Alcalde y los concejales a correón, en 1889 se produjo su última salida conmemorativa de Mayo. A partir de ahora tan solo se realizarían algunas procesiones aisladas.

santo cristo salud salitre24 pepe lopez (7)

Fotografía de finales del S.XIX y litografía de 1895. Foto: @SCdelaSalud

Del S.XX a la actualidad

La quema de Iglesias y Conventos de 1931 y 1936, la Guerra Civil y la posterior dictadura, borraron y moldearon la historia a su antojo, relegando al olvido el origen y razón de ser de nuestras Cofradías. Así, en 1937, bastante maltrecha por las vicisitudes de su larga historia, la talla perdía su impronta original al ser transformada por Palma García. Posteriormente, en 1945 y en rogativas por las continuas sequías que azotaban a la provincia, nuestro Cristo recorrió por última vez  las calles de su ciudad. Sin embargo, el Ayuntamiento estaba obligado bajo juramento a mantener su función votiva de Mayo que se llevaría a cabo hasta 1969. Aún así no se había perdido su devoción. En 1980 uno de sus devotos, Eduardo Oyárzabal Pinteño, recuperaba sus cultos y festividad, logrando incluso la presencia de representantes del Ayuntamiento.  Pero tendríamos que esperar hasta 1999 para volver a ver al protector en la calle. Esta vez presidiendo el altar efímero alzado en la plaza de la constitución para el Corpus, diseñado por Jesús Castellano.

Siendo Eduardo Nieto Cruz hermano mayor de esta corporación, parecía que volvía a recuperar su esplendor, pero distintos motivos la llevaron de nuevo a su extinción. A tal grado llegó la desidia que a punto de comenzar la restauración del tempo por el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, nadie parecía querer hacerse cargo del Señor, que de haber ocurrido, habría permanecido encerrado sin recibir culto durante la obra. Pero, afortunadamente, en el último momento la Cofradía del Descendimiento decidió acoger a la Imagen en su capilla del Hospital Noble donde recibió culto dignamente. Poco antes de la reapertura del templo jesuita, nuestro Cristo era de nuevo trasladado a la parroquia de los Mártires. Nos dejaba una estampa histórica: el recuerdo de la ya citada estancia en este templo durante el S.XIX y su exposición junto a Nuestra Señora de los Remedios, otra Imagen protectora de la ciudad.

Finalmente el Santo Cristo de la Salud regresaba a su templo en 2016, donde actualmente, un comprometido grupo de jóvenes devotos ha sabido hacer justicia histórica recuperando sus cultos y estética original. Además, para fomentar la devoción a la Imagen, este año realizaron un novedoso culto, un Vía Crucis cuaresmal por las calles de la feligresía de los Mártires con un estandarte estrenado para la ocasión. Acto que culminaría con un besacinta en el templo. Previo a este la Asociación malagueña contra el Cáncer le otorgó la medalla de oro en reconocimiento a su advocación.

1. Última procesión de rogativas por la sequía de 1945. 2. Altar del Corpus de 1999. 3. Último besamano de la Imagen antes de su restauración por Quibla Restaura. 4. Santo Cristo de la Salud en la Capilla de la Virgen de los Remedios durante las obras de restauración de su templo. 5 y 6. EL Patrón en la Actualidad. Fotos 1-4: @SCdelaSalud

La Escultura

Como vimos, la imagen del Santo Cristo de la Salud es una obra realizada por el artista turolense José Micael Alfaro (1595 -1650). El contrato de su realización especifica que se encargó “(…)un Cristo de siete cuartas de alto, bien perfeccionado, encarnado los brazos, las piernas y pecho (…) por lo cual se le han de pagar novecientos reales…“. Pero nuestra imagen actual está completamente policromada. Esto abre dos posibilidades, por un lado que no se trate de la misma imagen o por otro, que en algún momento de su historia esta fuese policromada al completo. De hecho no se menciona nada sobre la columna lo que para expertos como José Luis Romero Torres, Historiador del Arte y Conservador del Patrimonio Histórico de la Comsejería de Cultura de la Junta de Andalucía, podría ser una muestra de que se tratase de un Cristo preso de vestir que posteriormente fue transformado o bien sustituido por Jesús de la columna.

Sea como fuere, en 2005 la hermandad que le daba culto y el Ayuntamiento, su propietario,  decidieron restaurarlo y recuperar en la medida de lo posible su impronta orinal. Este trabajo sacó a la luz algunos datos más sobre su historia. La escultura se atribuyó, efectivamente, a José Micael Alfaro, autor también del segundo cuerpo de la fuente de Génova, el apostolado del coro de la Catedral y posiblemente de parte de los relieves del retablo del Real Santuario de Santa María de la Victoria. Es una obra tardorenacentista que emplea en su composición la línea serpentinata que dota a la talla de un movimiento sinuoso en “S”. Llama la atención las grandes heridas de su espalda que incluso dejan al descubierto las costillas, reflejo de la laceración sufrida. Los plegados y el tratamiento de la barba y cabello pueden calificarse de “miguelangelescos”, artista que influyó decisivamente en el estilo de nuestro autor. En este proceso se pudieron constatar al menos tres restauraciones: en 1750, 1835 y la última, llevada a cabo por Palma García en 1937 que supuso una importante transformación. En esta se incorporaron tornillos, clavos, alambres tensores y nueva capa de policromía. La intervención de Quibla sacó a la luz su color original, eliminando añadidos, como parte del rostro realizado en yeso, modificaciones posturales, y reintegrando partes de la imagen que aparecieron ocultas en el montículo de la peana entre marmolina y escayola. Una auténtica reconstrucción que se sirvió de las antiguas fotografías que se conservan. Aunque supuso una fuerte impresión para sus devotos, en cuyo imaginario ya estaba la impronta de Palma García.

Aunque sus restauradores recomendaron tratarlo como una pieza de museo más que de culto y procesión, consejo respetado hasta ahora por el Ayuntamiento, no puedo evitar imaginarme al Protector de Málaga bajo palio y portado a correón, recuperando la estética del procesionismo malagueño tridentino y que esta imagen conservó al menos hasta finales del S.XIX.

Presentación de la talla tras su restauración en 2006.


-. Bibliografía:

  • JIMENEZ GUERRERO, J.: Breve Historia de la Semana Santa de Málaga, Sarriá, Málaga, 2000.
  • LLORDÉN SIMÓN, A. Y SOUVIRÓN UTRERA, S.: “Hermandad del Santo Cristo de la Salud”, Historia documental de las Cofradías y Hermandades de Pasión de la Ciudad de Málaga, Málaga, 1969, pág. 521-548.
  • LÓPEZ SOLER, M.: “Iglesias de Málaga”, Almuzara, Málaga, 2011.
  • PALOMO, A.: “El Señor de la Málaga de los siglos pasados”,  Sur digital, Málaga, 2012 [en línea] < http://www.diariosur.es/v/20120518/semana-santa/senor-malaga-siglos-pasados-20120518.html&gt;
  • ROMERO TORRES, J. L.: “La escultura del Barroco”, Historia del Arte en Málaga, tomo 10, Prensa Malagueña S.A., Málaga, 2011, Pág. 54-57.
  • Restauración del Cristo de la Salud, Ayuntamiento de Málaga. Área de Cultura, Málaga, 2005.
  • VELA, S.: “El Santo Cristo se suma a la cuaresma”, El Cabildo, 2018 [en línea]. <http://www.elcabildo.org/index.php/noticias/item/4995-el-santo-cristo-se-suma-a-la-cuaresma>
  • V.V.A.A.: La Semana Santa malagueña a través de su historia, tomo 3, Arguval, Málaga, 1987.
Anuncios
ricardo de orueta salitre24 pepe lopez (2)

Ricardo de Orueta.

Nacido en una Málaga en plena efervescencia cultural, Ricardo de Orueta creció en un ambiente burgués e ilustrado. Educado por su padre en el progreso y el amor hacia la educación, la naturaleza y las artes, la atracción por la escultura le llegó muy pronto, llevándole años después a estudiar Bellas Artes en París. Pero su estancia en esta ciudad se vería truncada por la muerte de su padre en 1895 y el declive de la economía familiar, viéndose obligado a regresar a su ciudad natal cuando tenía 27 años.

De nuevo en Málaga, pronto entablaría amistad con un grupo de jóvenes poetas e ilustrados como Alberto y Gustavo Jiménez Fraud, José Moreno Villa, Manuel García Morente, José Blasco Alarcón o Salvador González Anaya gracias a la organización de varias iniciativas culturales como los ciclos de conferencias de Ortega y Gasset y Lucas Mallada, o las de Unamuno, que escandalizaron a una ciudad ya en decadencia en plena crisis de la filoxera.

En 1911 se trasladará junto a muchos de su círculo malagueño a Madrid donde, apadrinado por Ginés de los Ríos, viejo amigo de su padre, ejerce como profesor de la Institución Libre de Enseñanza e ingresa en el recién creado Centro de Estudios Históricos, vanguardia de la investigación humanística en España, cuya misión era dar a conocer a los españoles su historia, gran obsesión de los intelectuales del momento. Allí se forja como el primer estudioso de la escultura española y descubridor de artistas olvidados. Para él, como para los creadores de su época, el Siglo de Oro y sus escultores contenían una lección para el presente pues recogían la quintaesencia de la vitalidad creadora española. Según sus palabras, “(…) Mi padre quería que fuese escultor. Yo se lo prometí. Y he cumplido mi palabra. Porque si es verdad que no hago escultura con mis manos, las hago con mis obras…”

También aquí desarrollaría su ideología política. A los pocos meses de llegar, Orueta se acercó al núcleo de artistas, científicos y hombres de letras que defendían la necesidad de fundar un partido democrático donde clases medias y la burguesía liberal e ilustrada viesen cumplidas estas aspiraciones y sus deseos de modernidad, regeneración y justicia social. En primer lugar decide ingresar en el Partido Reformista junto a lo mejor de la Generación del 14 (Ortega y Gasset, Galdós, Pedro Salinas, Fernando de los Ríos, García Morente, Américo Castro y sobre todo Azaña). En segundo lugar, se afilia a la Liga de Educación Política Española, fundada por Gasset con la intención de infundir en la sociedad una mentalidad científica, moderna, crítica y europeísta.

En 1915, su amigo Jiménez Fraud le recluta como tutor de la Residencia de Estudiantes a la que acabaría donando la biblioteca de su padre. Desde allí promoverá, entre otras, cursos para extranjeros y excursiones a monumentos, siendo él junto a Juan Ramón Jiménez los quienes eligieron el que acabaría siendo el símbolo de la misma.

Otra de las facetas que Ricardo desarrollaría en Madrid fue la fotografía. Esta, como instrumento novedoso, era capaz de mostrar la identidad nacional a través de sus paisajes, sus tipos humanos, costumbres, sus tesoros artísticos y monumentos. Llegando a culminar su labor poniendo en marcha un Fichero de Arte Antiguo para ilustrar las grandes publicaciones al servicio de la catalogación del patrimonio.

En 1924 ingresaba en la Academia de Bellas Artes de San Fernando utilizando esta tribuna como altavoz para protestar contra el imparable y humillante desvalijamiento patrimonial amparado en la insuficiencia de la ley del momento o en su incumplimiento, en la complicidad de la Iglesia y permisibilidad de las Aduanas, sobornos a la Ciencia y sobre todo la falta de conciencia social. En un país donde anticuarios, coleccionistas y museos extranjeros, principalmente americanos, encontraron un paraíso para el comercio y expolio.

El 14 de Abril de 1931 se proclamaba la Segunda República, lo que supuso una victoria  y toma de poder de la generación de intelectuales de 1914. Ramón y Cajal, Dalla, Valle-Inclán, fueron algunos de los nombres que figuran en la historia científica, humanística, estética y del pensamiento del S.XX europeo, lo que ayudaría a la defensa del patrimonio nacional.

Ricardo de Orueta era ahora nombrado Director General de Bellas Artes por el Gobierno Republicano (desde Abril de 1931 a Diciembre de 1933, repitiendo posteriormente en de Febrero a Septiembre 1936). Hubo de comenzar su labor intentando evitar desmanes contra el patrimonio histórico-artístico, como los iniciales que aparejó la proclamación de la Segunda República el 11 y 12 de Mayo y que afectarían especialmente a su ciudad de acogida y a su ciudad natal. Pero este nombramiento fue la oportunidad le permitiría aunar sus conocimientos como jurista y su amor a las artes, poniendo en pocos meses a España a la cabeza europea en la organización y custodia de su tesoro artístico, con su afán de materializar sus ideas del derecho universal de la cultura y a cuya formulación contribuyó redactando el Artículo 45 de la nueva Constitución de 1931.

ricardo de orueta quema conventos madrid mayo 1931 salitre24 pepe lopez

Incendio del convento de las religiosas mercedarias de Madrid. 11 de Mayo de 1931.

Entre sus decisiones destacaron:

  1. Decretos contra venta fraudulenta de obras de arte de la Iglesia y la Nobleza.
  2. Declaración de la inalienabilidad de los bienes de las congregaciones religiosas y la obligación de su accesibilidad pública.
  3. Prohibió temporalmente la exportación de objetos artísticos, arqueológicos o históricos, autorizando la venta dentro de España entre particulares, siempre que se hubiera comunicado a la Administración. Estableció el derecho de tanteo a favor del Estado y actualizó la vigencia de la ley desamortizadora que impedía a la Iglesia ser propietaria de sus bienes.
  4. Transferencia de bienes del patrimonio de la Corona para darles un uso público en beneficio y disfrute de los ciudadanos.
  5. Se declaraba gratuita la entrada a los profesores y alumnos que lo acompañasen a museos, monumentos y centros artísticos nacionales y provinciales.
  6. Creación del Fichero de Arte Antiguo anterior a 1850 y se formará un inventario con las obras destruidas y expoliadas desde 1875.
  7. Creación de los Archivos Historico-provinviales.
  8. Declaración de monumentos histórico-artísticos.

También, por otro lado, es significativo que declarase Monumento Nacional al Misterio de Elche, se actuó por primera vez en España en materia de salvaguarda de los bienes etnográficos.

Entre los nombramientos y fundaciones o transformaciones de los centros destaca la creación del puesto y función de Conservador General del Tesoro Artístico Nacional, que recayó sobre Ramón del Valle-Inclán.

En 1932 se publican dos libros que reunían todos los Monumentos Nacionales resumiendo ese esfuerzo por proteger, catalogar y difundir. Una empresa nacional con alcance internacional llegando a imitarse por Francia e Italia y adelantándose a la Carta de Atenas, manifiesto urbanístico firmada por la Sociedad de Naciones en 1933 que establece la forma actual de entender lo que es un bien patrimonial.

La declaración de monumentos se traduciría en la puesta en marcha de su restauración y puesta en valor, labor llevada a cabo por arquitectos como Torres Balbás o Alejandro Ferrant, con todo el esfuerzo económico que ello suponía.

No solo se limitó a aspectos patrimoniales, sino que también favoreció proyectos como la Famosa Barraca de García Lorca y modernizó al ámbito museístico con la intención de evitar su expolio, haciendo comprender al Gobierno Republicano que debían convertirse en focos de intervención pública e instrumentos de pacificación, encontrando su máximo exponente en la creación del Museo Nacional de Escultura de Valladolid, culmen de la raíz de todos sus estudios y pasión. Y no sería el único, pues su interés por los artistas de su tiempo alentó a la creación de museos como el Sorolla de Madrid o el Romero de Torres de Córdoba.

Sin embargo, aún no se había dicho la última palabra. Todo lo anterior se traduciría en la medida más ambiciosa de su carrera. El 25 de Mayo de 1933 se publicaba la Ley de Protección del Tesoro Artístico Nacional. Una iniciativa realmente novedosa pues incluía la noción de Patrimonio Cultural y que se considera como la más importante de la historia española en la salvaguarda del patrimonio. Tan moderna que permaneció invariable hasta 1985. Esta ley permitió salvar buena parte del patrimonio durante la Guerra Civil a través de la Junta de Incautación y Protección del Tesoro Artístico.

Con el estallido de la Guerra Civil, Orueta fue evacuado a Valencia con el resto del gobierno, pero en 1937 volvería sin miedo a Madrid donde, entre obuses, trataba de concluir una de sus obras más ambiciosas, un libro sobre escultura cristiana medieval. Pero las penosas circunstancias de la ciudad, entre ellas la escasez de papel, se lo impidieron, muriendo en Febrero de 1939 como consecuencia de una caída por las escaleras del Museo Nacional de Reproducciones del que había sido nombrado director. Poco después, el ejército de Franco tomaba la ciudad. Todo quedaba en el olvido.

ricardo de orueta salitre24 pepe lopez (3)

Carteles creados al inicio de la Guerra Civil en zona republicana para concienciar a la población del valor patrimonial del arte sacro.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

-. Bibliografía:

  • Cabañas Bravo, Miguel, La Dirección General de Bellas Artes republicana y su reiterada gestión por Ricardo de Orueta (1931 – 1939), Archivo Español de Arte, LXXXII, pp. 169 – 193, Madrid, 2009.
  • Bolaños Atienza, María, Ricardo de Orueta, crónica de un olvido, Museo Nacional de Escultura, Valladolid, 2014.

Málaga llueve

17 noviembre 2012

08:00 A.M. Un mensaje llegaba a mi móvil, Cultopía Gestión Cultural anunciaba que  la predicción de viento, tormenta y lluvia nos obligaba a suspender la ruta prevista a la Cripta de los Condes de Buenavista y el Cementerio de San Miguel. Pero nadie podía imaginar lo que se avecinaba. Aproximadamente desde las 10:00 de la mañana comenzaban a caer rayos sobre la ciudad. Intentaba grabar aquel sonido tan espectacular desde mi balcón cuando me percato del movimiento anárquico de las nubes. Media hora más tarde, estas comenzaron a elevarse rápidamente y un fuerte viento acompañó a la enérgica tromba de agua que engullía todo lo que antes alcanzaba la vista. El paisaje se volvió blanco y algunos trozos de granizo comenzaban a golpear el asfalto. Huí al interior de casa instintivamente. Algo iba mal, muy mal, jamás había visto algo así, y lo primero que pensé, aunque suene exagerado, fue en un tifón. A los pocos minutos, Twitter humeaba con fotografías de distintas zonas de Málaga que comenzaban a inundarse considerablemente. Mientras escampaba, decidí que tenía que ver aquello con mis propios ojos.

Calle Ancha, calle Hilera y el Guadalmedina, el Caca Seca como se le solía llamar. Las dos primeras llenas de ramas arrastradas por el agua, pero ya sin balsas que las cubrieron minutos antes. Solo las paredes  marcadas. El segundo lleno de agua que bajaba a gran velocidad. Llegado a este punto, nuevamente los rayos, nuevamente la lluvia que se convertía en tromba. A los cinco minutos estaba empapado y la cantidad de líquido que impactaba hacía el paraguas pesado. De nuevo multitud de calles comenzaban a cubrirse del agua que su alcantarillado ya no podía tragar.

 Corriendo de nuevo al Perchel sur, calle Ancha del Carmen estaba sumergida. El agua subía con rapidez arrastrando todo lo que alcanzaba. Era casi imposible no acordarse de los pasillos del Titanic hundiéndose poco a poco en la película de James Cameron. Un caballero me comentaba la situación en calle Carretería, según él en peor estado, hasta tal punto que tuvo que regresar sin poder hacer sus recados. Con esa información fui al Centro a comprobarlo.

En la Avenida de Andalucía y calle Hilera, los coches se amontonaban sobre la acera intentando evitar la avería asegurada. Suenan sirenas por todas partes. La glorieta Lola Carrera totalmente cubierta de agua, lodo, un contenedor de basura que flotaba sin rumbo, y una maraña de vehículos que no sabían cómo salir de allí. Escenas de 1989 volvían a repetirse. El mismo grupo de Hermanos de la Cofradía de la Esperanza que achicaban el agua de la primera tromba, ahora se resignaban a mirar tras la reja de la Basílica como volvía a crecer la balsa.

Ahora el Río bajaba con más fuerza, la lluvia amainaba y el público se amontonaba en los puentes que conectan las orillas malagueñas. Calle Carretería es un lodazal bastante parecido a aquellas estampas en blanco y negro de 1907. Cada vez más curiosos deambulan por la ciudad buscando los lugares más afectados. Por el centro, los restos de fango dejan ver qué zonas conquistó el agua. Algunos locales cerrados, escupen agua bajo las persianas. Calle Granada, Plaza del Siglo y Plaza del Carbón han recuperado ese arroyo representado, desde su última reforma, por unas lucecitas en el suelo ya fundidas. Desde la plaza de Uncibay alcanzo el extremo opuesto de Carretería. El nivel ha bajado y ya se puede transitar por ella con normalidad, incluso el tráfico se ha abierto. Varias bocacalles siguen siendo auténticos ríos por los que el agua baja con abundancia; entre ellas, calle Gigantes. Mientras los bomberos atendían una urgencia, las vecinas embatadas achicaban agua con escobones evitando que esta se colase en casas o establecimientos. Cualquier elemento servía de trinchera, desde puertas a sacos de patatas. Un poco más abajo, en calle Biedmas, una gran poza de agua permanecía estancada frente a la Casa Hermandad de Viñeros donde Miguel Ángel Campos, Hermano Mayor, hacía todo lo que estaba en sus manos. Las alcantarillas están totalmente atoradas por las ramas que la corriente ha ido arrastrando hasta la zona. Queda mucho trabajo por delante.

De vuelta a casa asimilo lo vivido, un día para los anales de la ciudad. Ya solo falta que en Málaga vuelva a nevar.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

.-Fotografías: Inundaciones de Málaga 2012.

Altar de Muertos

2 noviembre 2012

Silvestre Revueltas, Agustín Lara, Jorge Negrete, Rocío Dúrcal, Pedro Infante; todos ellos tienen tres cosas en común, México, Málaga y un Altar de Muertos. Durante seis años consecutivos, La Casa de México en Málaga con la colaboración del Museo Interactivo de la Música han levantado un altar típico del País Sudamericano. El lugar que ocupa les ha llevado hasta hoy a escoger como protagonistas celebridades mejicanas, a veces estrechamente relacionas con nuestro país, o españolas relacionadas con el mundo de la música. En esta ocasión la anfitriona ha sido Lola Flores, “La Faraona”, título que se ganó durante la grabación de la película homónima en la Nación Azteca en 1956.

Al entrar en la estancia, una serie de letreros explicativos, fotografías y decoración típica utilizada durante la celebración nos introduce de lleno en la cultura mexicana. Un pequeño atril sostiene una especie de Libro de Muertos con la reseña biográfica de Lola. Justo detrás, rodeado de papel picado y velas, un altar lleno de simbolismo y color muestra la alegría con la que se celebra una fecha tan singular. Junto a él, Alfredo Rodríguez Brondo, Presidente honorario de la Casa de México en Málaga,  nos atendía amablemente contándonos todo lo necesario para entender la fiesta de los Fieles Difuntos Mexicana.

La celebración, de origen precolombino, se ha visto influenciada a lo largo del tiempo por otras culturas. La tradición católica llevada por los españoles no pudo acabar con sus raíces pero si introdujo elementos religiosos como la cruz, rosarios e incluso Imágenes de Jesús y la Virgen. Hoy día, la influencia ejercida por el Gigante vecino del norte ha introducido nuevos elementos festivos que no han restado calidad ni originalidad a su celebración. Tan grande es la personalidad de la misma que ha conseguido traspasar fronteras a la par que la fiesta celta de Halloween, cada vez más aceptadas e integradas en culturas como la nuestra. No hay hogar que no monte su propio altar para los días 31, 1 y 2 de Noviembre, a la vez que en la calle se instalan altares públicos una semana antes al día de los Fieles Difuntos.  Estos funcionan como puertas que conectan durante tres días a vivos y muertos, hecho que permite celebrar con alegría el reencuentro con los familiares del más allá.

La simbología está muy presente en estos a través de sus elementos:

.-Pisos: Estos pueden ser de dos, tres o siete plantas. En el primer caso representaría los dos mundos conectados, el terrestre y el espiritual. En el segundo caso se representan tres partes bien diferenciadas. El piso inferior se reserva para el inframundo, en el centro el terrestre, lo material, mientras que el superior representa al familiar honrado. El tercer caso vendría a representar las siete esferas celestes en las que según la tradición Católica se divide el Paraíso.

.-Arco: Suele coronar el conjunto representando la puerta de acceso al mundo espiritual por el que el Difunto accede a nuestro mundo para después regresar.

.-Fotografías de los familiares honrados: Junto a ellas se colocan objetos que les pertenecieron en vida o que les caracterizaban.

.-Comida: Ocupan el segundo nivel. Suelen colocarse las bebidas y alimentos preferidos del difunto. A la hora de comer todos se reúnen en torno al mismo para compartirlos.

.-Calaveras: Representan el mundo de los muertos satirizado. El carácter alegre de esta celebración las representa ornamentadas con símbolos coloridos muy característicos de su cultura. Estas pueden aparecer como Calaveras Garbanceras o Catrinas tal y como las creó por José Guadalupe. Aparecen realizando actividades de los vivos. También las hay de azúcar o chocolate, realizadas en talleres especializados y que hace las delicias de los más pequeños. Estas suelen llevar escritos los nombres de los vivos que las compraron o la van a consumir.

.-Flores: Se pueden utilizar de muchos tipos pero la más representativa es la Flor de Cempasuchíl, propia de la zona, es de color naranja y representan los rayos del sol.

.-Papel Picado: Utilizado en todas las fiestas mexicanas. En este caso los dibujos representan escenas relacionadas con la Muerte.

.-Otros elementos: La sal, el agua y las velas están presentes para que el difunto se purifique al pasar sobre ellas, de ahí que se coloquen frente al arco o en el suelo. También se utilizan olores purificadores, como hierbas aromáticas, inciensos y copal. A veces incluso música que le gustaba al difunto para que se sienta a gusto entre los vivos.

El Altar a “La Faraona” se inauguró el día 31 y será retirado el día 3 de Noviembre cerrando las actividades culturales, religiosas y festivas que durante tres días han copado la ciudad. Desde aquí quiero dar la enhorabuena y agradecer a la organización su aportación a Málaga. Ya solo nos queda la ansiosa espera hasta la próxima celebración del Día de los Fieles Difuntos.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

.-Fotografías: Altar de Muertos, 2012.

Entre Granada y Gibraltar

9 septiembre 2011

João Cidade, así se llama nuestro protagonista, ciudadano portugués  nacido a finales del siglo XV en Montemors o Novo. Tras una vida difícil  y solitaria en la que había trabajado como militar junto a las tropas de Carlos V, o como peón en la construcción de las murallas de Ceuta, parecía haber encontrado su estabilidad en Gibraltar. Desde allí, su empleo como vendedor de estampas y libros le llevaba cada día a realizar grandes caminatas por pueblos y aldeas de alrededor para buscarse el pan. Fue así como en Agosto de 1536, según la tradición, en una vía rural en plena Serranía de Ronda, João se topó con su destino. Durante aquel viaje, el caminante detuvo su marcha al encontrar a un niño descalzo y perdido en mitad de la floresta. Su alma caritativa le llevó a ayudarle portándolo sobre sus hombros hasta la fuente de la Adelfilla, paraje natural situado en el entorno del río Genal. Allí paró a descansar su fatiga cuando el infante sonriente se aventuró a emitir una frase tras la que desapareció: -Juan de Dios, Granada será tu Cruz-. Aquel joven librero comprendió que había experimentado la presencia divina, y acatando las palabras del Niño acabaría fundando en Granada la Comunidad de Hermanos Hospitalarios dedicada en cuerpo y alma al socorro de los más desfavorecidos.

Hoy día, el Monje Hospitalario, canonizado en 1690, se ha convertido en un importante icono devocional. En Gaucín, bello pueblecito morisco cerca del cual tuvo lugar la aparición, este fervor se materializa en las talla del Santo Niño y San Juan de Dios. Ambas se sitúan en una ermita del siglo XVII construida en el recinto del antiguo Castillo del Águila, de origen romano. Con una decoración barroca en yeso muy interesante fue ampliada en el siglo XVIII con una segunda nave. La primitiva imagen del Divino Infante era una obra anónima del siglo XVI llevada por el mismo Santo a Gaucín en 1540 como recuerdo de la experiencia vivida en la Adelfilla. Representaba a un Niño Dios resucitado y triunfante con una granada coronada por la cruz en su mano izquierda, símbolo del mensaje dado y del triunfo del Cristianismo en el mundo. En 1860 las tropas Napoleónicas consiguieron hacerse con al ciudad y saquearon la ermita. El Niño fue despeñado por aquel monte pero dos años después sería encontrada por Doña Ana Jiménez Orozco siendo devuelto al culto tras su restauración. No correría la misma suerte en los sucesos acaecidos en 1936. La Guerra Civil se cebó de nuevo con el enclave religioso del que desapareció la talla sin saber con claridad si llegó a ser destruido. La nueva imagen que recibió culto en la Iglesia de San Sebastían fue donada por los Hermanos de San Juan de Dios de Granada en 1937 quienes la adquirieron en una casa de antigüedades. Pero sería en los años sesenta cuando el Párroco de la Iglesia, Don Juan Jiménez Higueras, consiguió la talla que hoy día recibe culto en la ermita. Por otro lado, la talla de San Juan de Dios fue entregada por los Hermanos de la Orden en 1939. Se trata de una escultura en madera de naranjo realizada en el siglo XVII en un taller de Granada siguiendo los cánones impuestos  por Alonso Cano o Pedro de Mena.

Cada año son varios los actos que conmemoran la milagrosa aparición en el pueblo. A finales de Agosto se realiza una romería en la que trasladan al Santo Niño por el antiguo camino de Gibraltar hasta la Adelfilla, punto exacto donde según la tradición tuvo lugar el suceso. Al mes siguiente, concretamente el día siete, la campana del castillo anuncia de nuevo la salida de su Patrón. En esta ocasión se realiza la bajada de las imágenes desde la ermita hasta la Iglesia de San Sebastián de la que parten al día siguiente en procesión triunfal por las calles encaladas del pueblo, conmemorándose la llegada de la imagen del Santo Niño de manos de San Juan de Dios.

A todo aquel interesado en las tradiciones religiosas y populares le recomiendo asistir a este rincón tan singular de la provincia Malagueña. Gaucín os recibirá como una sonrisa de montaña a montaña.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

.-Decicado a Matías e Isabel por su amabilísima acogida. A Jesús y Juanse por hacerme descubrir cada rincón de la provincia.

.-Fotografía: Bajada del Santo niño de Gaucín, 2011.

.-Fuentes:

-Ayuntamiento de Gaucín.

-Gaceta de Gaucín, la.

Gaucín. tv

Museo de Málaga

28 agosto 2011

Fenicios, Árabes, Pedro de Mena, Simonet o Picasso son algunas de las referencias que hoy nos conducen a uno de los edificios más representativos de Málaga, el Palacio Episcopal. Tal como prometieron, tras abrir boca con la obra “Anatomía del corazón” o la vista especial del “Efebo de Antequera” dentro del programa expositivo “Esencias”, se inauguró en Diciembre de 2010 una nueva muestra temporal que pretende narrar la historia del futuro Museo de Málaga a través de sus obras: “Génesis de una colección”. Durante el recorrido, las piezas cobran vida al realizar una serie de preguntas al visitante invitándole a conocer más sobre ellas y la importancia que tuvieron para el Museo con anécdotas y curiosidades sobre como llegaron a formar parte de la colección.

Recientemente, guardando el patio central, la excelente muestra se ha completado con los “Bustos de la Aduana” presentados por primera vez tras su restauración durante la Noche en Blanco. Las veinte esculturas de terracota se encargaron a Luís Sánchez Caballero con motivo de la visita de Alfonso XII quien residió durante tres días en este edificio, representando personajes anónimos inspirados en emperadores, guerreros romanos y matronas. Se nos presenta así una oportunidad única de conocer de cerca unas piezas que siempre han ocupado el atrio de la segunda planta de la futura sede del museo, así como de seguir el proceso de rehabilitación del mismo.

Son muchos los años que Málaga ha estado abandonada a nivel cultural por las distintas administraciones. Resulta bastante vergonzoso que durante todo este tiempo no hayamos podido contemplar la belleza e importancia histórica de sus fondos por la falta de interés de quienes nos representan. Con la cuenta atrás en marcha, por el bien de la ciudadanía, esperamos que los plazos se cumplan sin que nada ni nadie vuelva a truncar el sueño de toda una ciudad que tantas veces ha demandado la apertura de su museo. Dos mil doce será un año importante.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

.-Fotografías: 1.- Audiovisual con el Palacio de la Aduana; 2.- Patio del Palacio Episcopal con la exposición “Bustos de la Aduana”; 3.- Pedro de Mena y Medrano “Aparición de la Virgen a San Antonio de Padua”, 1675-1676; 4.- José Jiménez Aranda, “Una esclava en venta”, 1892-1902; 5.- Fernando Ortiz, “Cabeza de San Juan de Dios”, 1755-1765; 6.- Vicente Palmaroli González, “La modelo Amelia”, 1860-1890; 7.- “Medallón de Trayamar”, S. VII a.C.; 8.- “Marfil egiptizante del Teatro Romano de Málaga”, S. VI a.C.; 9.- Pedro de Mena y Medrano, “Ecce Hommo”, 1676-1680.

#19J #Málaga

19 junio 2011

¿Quien puede seguir sin ver ni escuchar tal ejemplo ciudadano?

Democracia real ya.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

.- Los simbolos políticos que aparecen en las fotografías proceden de particulares, estando por tanto desvinculados con el mensaje básico del movimiento “Democracia real ya” y con esta Bitácora.

“Cuantos paseos me debes,

barrio de la Triniá,

cuantos paseos me debes,

cuantas veces me han tapao

la sombra de tus paredes…”

El corralón ha sido definido de múltiples maneras, pero la realidad la marca una tipología diversa con ciertos agentes comunes. Estos nacieron en pleno apogeo industrial como forma barata y práctica de mantener la mano de obra cerca del lugar de trabajo. La Burguesía propietaria llegaba a comprar lotes de tierra junto a sus fábricas donde construían viviendas adosadas que economizaban en grado máximo el espacio. Minúsculas habitaciones servían de dormitorios a familias que llegaban a estar compuestas por más de catorce miembros, y que en el mejor de los casos tenían una pequeña estancia donde cocinar. En este contexto, las condiciones de vida eran insalubres, la arquitectura se alzaba como celdas donde se concentraban todo tipo de infecciones y epidemias fomentadas por el aire contaminado y la falta de un sistema de saneamiento acorde a las necesidades. La vida aquí era inevitablemente pública: la calle, como lugar que vertebraba al barrio, los cafés, lugar exclusivo para los hombres, y el patio en torno al cual se levantaban las viviendas. Este agrupaba los servicios básicos de la comunidad, poseía un pozo que suministraba el agua, un servicio comunitario y lavandería. Un lugar de convivencia forzada para unos vecinos que acababan siendo familia. En ellos eran comunes las celebraciones de fiestas espontáneas que aliviaban las duras y largas jornadas de trabajo en la fábrica.

Los primeros pasos hacia la desaparición del corralón se dieron en el mismo siglo que los vio nacer, de la mano de sus promotores, que encontraron en ellos un foco de instigación contra su poder, tema que ya redacté con más detalle en una entrada de esta bitácora (El corralón malagueño). El segundo lo daría la consolidación de una clase media que por fin se podía permitir habitar una vivienda digna; los barrios industriales de Málaga se deshabitaban y pasaban a configurar zonas marginales que mermaron el alma popular del Perchel y la Trinidad. Los edificios no soportaban más el peso del tiempo y el progreso que daría la estocada final con un urbanismo descontrolado donde no quedaba sitio para la integración arquitectónica. El corralón fue demolido.

Nuestra generación ha heredado una imagen romántica de nuestros abuelos y padres, lejanos recuerdos de estructuras derruidas que aún ocupaban algún solar de calle Salitre y el Pasillo de Santo Domingo, o de canciones populares como la Jabera que abre esta actualización. Pero siendo justos con la historia, con ellos se fueron más penas que alegrías, quizás por la dejadez de la administración o de una ciudadanía pasiva que no ha sabido conservar el alma de aquellos barrios ni adaptar aquellas viviendas tan características a nuestra época.

Pero “nunca es tarde si la dicha es buena”. El plan de reurbanización de estos distritos ha traído consigo nuevos corralones que a veces imitan burdamente a los que existieron entonces perdiendo la oportunidad de crear un barrio de vanguardia con sabor popular, pero han recuperado la vida en torno a un patio. En ellos se acogen familias de toda clase con las que se pretende encontrar la integración social. En otras ocasiones, como en Santa Sofía, el antiguo corralón se ha transformado para el disfrute de los mayores que lo habitan. Por si fuera poco desde hace algunos años se viene celebrando bajo iniciativa del Ayuntamiento de Málaga con la colaboración de la Junta de Andalucía, la semana popular de los Corralones Trinidad y Perchel. Consiste en incentivar a los vecinos a presentarse a un concurso al estilo cordobés en el que se premia el patio y balcón mejor engalanado, todo ello acompañado con pasacalles, espectáculos, juegos para niños o verbenas que estimulan a los barrios hermanos. Durante este periodo todo el que quiera puede visitar las construcciones y colaborar con los vecinos que alegremente acogen y cuentan con orgullo como han decorado este año su patio, o como ganaron el premio el año anterior. En ellos puedes encontrar desde el rincón más kitsch, al más elegante, desde la gitana canastera que cuida de sus geranios, a una vecina árabe que colabora creando un rinconcito moruno al que invita a todos a tomar el té por la tarde. No es por tanto la recuperación de la personalidad de un lugar, es la creación de algo nuevo formado por la integración de múltiples culturas, un lugar donde todos cabemos y somos tratados como iguales, Málaga en estado puro.

Desde aquí animo a todos a visitar y participar en esta fiesta que el año que viene celebrará su VIII edición,  la escusa perfecta para recuperar los paseos que ambos barrios nos dejaron a deber. La experiencia merece la pena.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

.-Bibliografía: ALBUERA GUIRNALDOS, A. “Vida cotidiana en Málaga a fines del XIX”, Ágora, Málaga, 1998.

.-Texto del primer párrafo: Barrio de la Trinidad (Jabera).

.-Fotografías: 1.- Calle Jara, 2 – 3 – 4.- Plaza de Doña Trinidad, 5.- Calle Jara, 6.- Calle Jara, 7.- Calle Jaboneros, 8.- Calle Zamorano, 9.- Calle Feijóo.

#15M # indignados #democraciarealya #nolesvotes  #nonosrepresentan #acampadasol #acampadagranada #descontento #spanishrevolution #sinbanderas #acampadamalaga #nonosvamos #catalanrevolution #acampadabcn #acampadavic #acampadatalavera #acampadacr #acampadasevilla #setasrevueltas #acampadajaen #acampadavalencia #nolesvotes #acampadahuelva #acampadafigueres #acampadacadiz #acampadajerez #tomalaplaza #acampadalaspalmas #notenemosmiedo #acampadaalcoi #juntospodemos #acampadaoviedo #acampadaalzira #plaza15M #valenciarevolution #asambleasol #estoesreflexion #acampadapalencia #salahora #solahora #acampadaburgos #acampadasantander #yeswecamp #acampadaleon #consensodeminimos #acampadavalladolid #acampoo #acampadabilbao  #acampadacordoba #acampadacdb #hablaenlaplaza #acampadaalmeria #acampadabadajoz #acampadagijon #acampadasiono #3puntosbasicos #acampadaguada #acampadaponferrada #acampadaestepona #acampadavelez #acampadaronda #fuengiroladespierta #italianrevolution #frenchrevolution #greekrevolution #bcnsinmiedo #todosalaplaza #confloresalas7 #globalcamp #globalrevolution #worldrevolution

#estonosepara.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

.- “En primavera la sangre altera”, así reza uno de los sabios dichos populares. Precisamente en Mayo, mes del que hoy nos despedimos hasta próximos años, sus redactores no soportaron más la carga de quienes durante tanto tiempo los subvaloraron creyendo poder robarles la soberanía, la igualdad y la capacidad de crear un futuro mejor para nuestro país. La mecha prendió el día 15. Los hombres mostraron una consolidada, hasta ahora silenciosa, conciencia crítica que dejaba atrás a las “dos Españas” de la incultura, y el fútbol esta vez no tenía nada que ver. A nuestros padres debemos esta democracia y es, por tanto, nuestra obligación tomar el relevo, refrescar la memoria a quienes dicen representarnos.

El movimiento se intentará manipular y llevar al terreno personal de cada integrante, pero no debemos olvidar que hay un móvil común que una vez puesto en marcha no se podrá frenar. El camino hacia el cambio ha comenzado.

.-Fotos: #acampadamalaga 2011.

Cuando las manos tocan la tierra, esta roba parte de su alma para siempre.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

.- Desde el día 4 de Febrero en el edificio del Rectorado de la Universidad de Málaga se ha podido visitar una exposición sobre el artista valenciano Mariano Benlliure (1862 – 1947). El proyecto llevado a cabo por las Archicofradías de la Esperanza y de la Expiración en conmemoración del setenta aniversario de la llegada de sus titulares a la ciudad ha visto la luz gracias a la colaboración de la Universidad, el  Ayuntamiento, la Fundación Unicaja y  la Fundación Mariano Benlliure. En él se hace un homenaje al artista con un recorrido general sobre su obra, particularmente la escultura, haciendo hincapié en aquellas que engrosan el patrimonio de la ciudad con documentos que dejan ver los vínculos forjados. Entre las setenta y siete piezas se pueden contemplar algunas inéditas hasta la fecha en un pequeño pero intenso recorrido que acerca al público la obra del insigne artista desde un punto de vista más amplio al que, en muchos casos, conocíamos.  El problema es el corto periodo de tiempo en el que se pudo visitar la muestra. Aquellos que aún no hayan asistido pueden hacerlo hasta el próximo día 27 de Febrero.

.- Fotos: 1. Busto de Julio Romero de Torres, 1931; 2. Primeros pasos, 1914; 3. Primer tumbo, hacia 1900; 4. Taberna andaluza, 1890; 5. Goya, 1902-1904; 6. La Armonía, 1890; 7. Cerámica de infante; 8. Fragmento de Cerramiento del Altar del Sagrado Corazón de Jesús de la Iglesia de San Ignacio (San Sebastián), 1914; 9. Boceto del Nazareno del Paso de Málaga, hacia 1939.

.- Texto: Esencia, 2011.

A %d blogueros les gusta esto: