pepe lopez tipuana medio ambiente barrio salitre24 malaga

La Tipuana frente a mi balcón, a pesar de los vecinos que piden su tala, sonríe. Ella es feliz. Sabe que la muerte le acecha, pero en su corta vida se ha sentido realmente útil limpiando el aire de los humanos que ahora reclaman su cabeza. Además, ve muy chistoso que la acusen de taparle las vistas hacia una calle tan sucia y triste cuando ellos, al contrario que las tipuanas, tienen el don de la movilidad para descubrir un mundo enorme y lleno de posibilidades. -Pobres infelices -debe pensar nuestra amiga- los hombres viven en su propia guerra perdida, mientras la Tierra muere dignamente colmada de equilibrio y paz.

………………………………………………………………………………………………………………………………………
.-Foto: La Tipuana de mi barrio, 2015.
.-Texto: La Tipuana de mi barrio, 2015.

Anuncios

zonas verdes termino municipal de malaga salitre24 pepe lopez

Uno de los principales problemas que hemos encontrado en el siglo XXI es el cambio climático. Para algunos expertos, este es simplemente un nuevo ciclo natural de nuestro planeta, pero si seguimos los últimos estudios, este proceso se estaría viendo acelerado por la contaminación del ser humano. En este sentido, la ciudad y sus habitantes serían los primeros focos emisores de residuos perjudiciales quienes, a su vez, se convierten en sus principales receptores, sufriendo consecuencias como el aumento de la temperatura, el del nivel del Mar o el empobrecimiento de la calidad de aire, agua y alimentos que produce en los seres vivos numerosas y largas enfermedades. Esta es la herencia que hemos recibido de una política económica muy agresiva con el medio ambiente, así como del rápido e improvisado crecimiento de algunas ciudades durante el siglo XX, especialmente de las zonas costeras mediterráneas, por la inclusión de un turismo pujante que se convertiría en el motor económico principal. Habitamos así núcleos urbanos desarticulados, y perjudiciales para nuestra salud física y mental.

En este contexto se encuentra Málaga, ciudad que nos ocupa y servirá de ejemplo. Uno de sus principales problemas es la falta de suelo. Su especial orografía ha hecho que en la actualidad haya una concentración poblacional realmente notable en zonas como el distrito Carretera de Cádiz o Cruz de Humilladero. Esta carencia ha llevado a construir excesivamente la ciudad dejando en un segundo plano las zonas verdes, tema que aquí vamos a tratar siguiendo los datos de 2009 de CAT-MED, plataforma cuyo objetivo principal es el desarrollo de modelos urbanos sostenibles basados en la ciudad clásica Mediterránea para lo que promueve las manzanas verdes donde convergen acciones encaminadas a la integración de factores territoriales, medioambientales, económicas y sociales.

Según la Organización Mundial de la Salud, toda ciudad debería disponer de entre 10 y 15m2 de zonas verdes por habitante distribuidas equitativamente en relación a la densidad de la población para que proximidad y accesibilidad a las mismas no diferencie a los ciudadanos. Pero, por otro lado, cabe mencionar que nuestra ley de suelo actual, 2008, no exige un mínimo de metros cuadrados de zonas verdes. Contando con ello, nuestra ciudad dispone de 6,33m2 de zonas verdes por habitantes, la mitad recomendada por la OMS, y la densidad de las mismas es de un 5,2%.

En consecuencia, son dos los agentes contaminantes que afectan especialmente a la urbe: el O3 y el PM10. El primero de ellos, Ozono, es un componente natural en la estratosfera que nos protege de la radiación ultravioleta, sin embargo, es altamente contaminante en la troposfera pudiendo ocasionar inflamación pulmonar, depresión del sistema inmunológico frente a infecciones pulmonares, cambios agudos en la función, estructura y metabolismo pulmonar y efectos sistémicos en órganos blandos como el hígado. Por ello, según la normativa europea, su valor límite es 120 μg/m3, que no debía superarse en más de 25 ocasiones por año, pero en Málaga se superó 33. Algo semejante ocurre con el PM10, pequeñas partículas de silicatos y aluminatos, metales pesados y hollín cuyo origen puede ser natural (incendios forestales o erupciones volcánicas) o por la acción humana (combustión de automóviles, residuos industriales o labores agrícolas o de la construcción) y que pueden causar inflamación y un empeoramiento de los síntomas en pacientes con enfermedades de corazón y pulmonares. Además, pueden llevar compuestos cancerígenos que pudieran ser adsorbidos en la superficie de los pulmones. En este caso el valor límite diario debería ser de 50 μg/m3 sin que deba superarse más de 35 veces al año, pero en nuestra ciudad se supera 50 días, medio mes más del límite establecido por la normativa europea. Estamos ante un grave problema de salud que escapa al control ciudadano, pero no al institucional.

Pero, como todo problema, este también tiene solución, y es aquí donde las zonas verdes tienen un papel fundamental como filtros naturales del aire que respiramos. Cabe aclarar que tanto un pequeño árbol como un gran parque forestal tienen un rango de acción a su alrededor purificando el aire, pero aquí, como vemos en el plano adjunto, tendremos en cuenta las zonas verdes que suponen un lugar de esparcimiento para los malagueños, aunque tampoco todas las incluidas estén formadas por especies vegetales suficientes, ya que algunas de estas manzanas se encuentran mayormente pavimentadas. Con estos datos, podemos ver una clara división entre Málaga Este y Oeste, marcada por la rivera del Guadalmedina.

En el primer caso, de menor superficie y densidad poblacional, se encuentran amplias zonas residenciales con jardines particulares que, como hemos dicho, también actúan como zonas verdes. A pesar de su población, esta zona cuenta con tres parques forestales, el Monte Victoria, Monte Gibralfaro y el Parque del Morlaco. Al norte debemos destacar el Parque Natural Montes de Málaga, principal pulmón del término municipal malagueño, pero que, aunque cercano, no tiene contacto directo con la urbe. Aquí, la principal acción viable consistiría en ampliar el Parque Natural hacia el oeste y acercarlo a la Ronda Norte, absorbiendo así los efectos de la autovía y protegiendo al valle de inundaciones.

En el segundo caso, Málaga Oeste, encontramos una amplia concentración de construcciones y alta densidad poblacional. Destaca la aparición de un solo parque forestal (Laguna de la Barrera, mucho más pobre, vegetalmente hablando, que los de la zona Este), y las numerosas parcelas sin edificar que podrían servir al proyecto de manzanas verdes propuesto por CAT-MED, con el que se pretende crear parques medianos situados estratégicamente de forma que todos los vecinos tuviesen fácil y rápido acceso a lugares de esparcimiento que a su vez depurasen toda la ciudad. Entre ellas me gustaría destacar tres zonas concretas. La primera de ellas se sitúa al suroeste, Arraijanal, última franja costera de la capital sin urbanizar y que podría convertirse en uno de los grandes parques de Málaga conectando peatonalmente nuestra ciudad con la Vecina Torremolinos, y a su vez, con el singular Paraje Natural Desembocadura del Guadalhorce. Por desgracia, un proyecto de urbanización como zona deportiva y aparcamiento subterráneo amenaza esta zona tan particular. En segundo término tenemos los antiguos terrenos de Repsol donde en principio todos los partidos políticos de la ciudad parecían ponerse de acuerdo para darle un uso verde. Abogaron por un gran parque que conectase los dos distritos más poblados de Europa, Cruz de Humilladero y Carretera Cádiz. Pero el proyecto ha pasado por muchas fases, hasta tal punto que gran parte de los terrenos fueron adquiridos por manos privadas para edificar. Afortunadamente, la crisis frenó este proyecto de cemento otorgando a sus 100.000m2 un carácter simbólico en la lucha electoral por la alcaldía de Málaga. Por último, al norte, una cadena de pequeñas montañas y lomas que actúan como miradores naturales podrían conectar todo el noroeste conformando un cinturón verde. Cerro de la Torre, Cerro de la Tortuga, Cerro de los Ángeles y el característico Monte Coronado podrían ser la gran oportunidad del sector oeste de disponer de su segundo parque forestal.

Otra gran asignatura pendiente de Málaga son las riveras del Guadalmedina y el Guadalhorce, que podría conectar fácilmente nuestro término municipal con el norte de la provincia malagueña, el citado cinturón verde y los Montes de Málaga. Dispondríamos de una red natural que depuraría y rellenaría acuíferos, retendría la erosión y desertización, mantendría la biodiversidad y serviría de espacio recreativo, rodeando y comunicando peatonalmente casi toda la ciudad.

Una buena alternativa también nos la daba recientemente Francia, donde una nueva ley obligará a los edificios de nueva construcción a cubrir sus azoteas de plantas, árboles o paneles solares para así paliar el efecto de la polución que es causante en el país de 40.000 muertes al año. Esta medida, en ciudades españolas como Málaga, amortiguaría la importante falta de suelo.

Para concluir, quiero enfatizar la gravedad de este problema. Debemos concienciarnos de que este cambio es una necesidad y no un capricho. La polución, aunque invisible, trae consigo enfermedad y muerte, y con un simple gesto por parte del Ayuntamiento, hasta ahora totalmente desinteresado en el asunto, mejoraríamos considerablemente nuestra calidad de vida. Málaga es la ciudad de las oportunidades perdidas. Ya hemos asfixiado recursos naturales como la Laguna de la Barrera o construido edificios y centros comerciales en zonas donde prometieron espacios verdes. Luchemos para que esto no ocurra más. Comencemos a producir calidad de vida. Y recuerda que usando bicicleta o poniendo plantas en tu balcón también contribuyes a mejorar tu salud, la de tus vecinos y la de tu ciudad.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

P.D. Mientras finalizaba este artículo de opinión, en calle Orfila se talaban 37 árboles por orden de Francisco de la Torre, actual alcalde de la ciudad.

Marvelous

8 abril 2013

sara montiel salitre24

No hay gestos provocadores sino curiosidad reprimida.

Sara, Grande de España e internacional, artista y libre. Sí, han leído bien. Ella misma era consciente de los límites de su voz, pero jamás consintió que alguien la doblase en sus películas cuando alguna escena lo requería ¿Acaso Marilyn cantó mejor? Alguna saeta versionada con total libertad, copla, cuplé, bolero o electropop; la Montiel se atreve con todo y con todos, nunca tiene miedo, y eso además de convertirla en una de las Divas más camaleónicas de nuestro país la llevó a Hollywood. No cabe duda que su castiza sensualidad le ayudó, pero déjenme decirle que de chicas guapas está nuestra tierra llena. Saritísima es mucho más, conseguía hacer artísticos hasta sus escándalos. Hizo siempre lo que le dio la real gana. Por ello es icono, mito ahora que el tiempo, por primera vez, cree haberle ganado la batalla. Lo que este desconoce es que Sara Montiel será para siempre “a marvelous woman”.

Málaga llueve

17 noviembre 2012

08:00 A.M. Un mensaje llegaba a mi móvil, Cultopía Gestión Cultural anunciaba que  la predicción de viento, tormenta y lluvia nos obligaba a suspender la ruta prevista a la Cripta de los Condes de Buenavista y el Cementerio de San Miguel. Pero nadie podía imaginar lo que se avecinaba. Aproximadamente desde las 10:00 de la mañana comenzaban a caer rayos sobre la ciudad. Intentaba grabar aquel sonido tan espectacular desde mi balcón cuando me percato del movimiento anárquico de las nubes. Media hora más tarde, estas comenzaron a elevarse rápidamente y un fuerte viento acompañó a la enérgica tromba de agua que engullía todo lo que antes alcanzaba la vista. El paisaje se volvió blanco y algunos trozos de granizo comenzaban a golpear el asfalto. Huí al interior de casa instintivamente. Algo iba mal, muy mal, jamás había visto algo así, y lo primero que pensé, aunque suene exagerado, fue en un tifón. A los pocos minutos, Twitter humeaba con fotografías de distintas zonas de Málaga que comenzaban a inundarse considerablemente. Mientras escampaba, decidí que tenía que ver aquello con mis propios ojos.

Calle Ancha, calle Hilera y el Guadalmedina, el Caca Seca como se le solía llamar. Las dos primeras llenas de ramas arrastradas por el agua, pero ya sin balsas que las cubrieron minutos antes. Solo las paredes  marcadas. El segundo lleno de agua que bajaba a gran velocidad. Llegado a este punto, nuevamente los rayos, nuevamente la lluvia que se convertía en tromba. A los cinco minutos estaba empapado y la cantidad de líquido que impactaba hacía el paraguas pesado. De nuevo multitud de calles comenzaban a cubrirse del agua que su alcantarillado ya no podía tragar.

 Corriendo de nuevo al Perchel sur, calle Ancha del Carmen estaba sumergida. El agua subía con rapidez arrastrando todo lo que alcanzaba. Era casi imposible no acordarse de los pasillos del Titanic hundiéndose poco a poco en la película de James Cameron. Un caballero me comentaba la situación en calle Carretería, según él en peor estado, hasta tal punto que tuvo que regresar sin poder hacer sus recados. Con esa información fui al Centro a comprobarlo.

En la Avenida de Andalucía y calle Hilera, los coches se amontonaban sobre la acera intentando evitar la avería asegurada. Suenan sirenas por todas partes. La glorieta Lola Carrera totalmente cubierta de agua, lodo, un contenedor de basura que flotaba sin rumbo, y una maraña de vehículos que no sabían cómo salir de allí. Escenas de 1989 volvían a repetirse. El mismo grupo de Hermanos de la Cofradía de la Esperanza que achicaban el agua de la primera tromba, ahora se resignaban a mirar tras la reja de la Basílica como volvía a crecer la balsa.

Ahora el Río bajaba con más fuerza, la lluvia amainaba y el público se amontonaba en los puentes que conectan las orillas malagueñas. Calle Carretería es un lodazal bastante parecido a aquellas estampas en blanco y negro de 1907. Cada vez más curiosos deambulan por la ciudad buscando los lugares más afectados. Por el centro, los restos de fango dejan ver qué zonas conquistó el agua. Algunos locales cerrados, escupen agua bajo las persianas. Calle Granada, Plaza del Siglo y Plaza del Carbón han recuperado ese arroyo representado, desde su última reforma, por unas lucecitas en el suelo ya fundidas. Desde la plaza de Uncibay alcanzo el extremo opuesto de Carretería. El nivel ha bajado y ya se puede transitar por ella con normalidad, incluso el tráfico se ha abierto. Varias bocacalles siguen siendo auténticos ríos por los que el agua baja con abundancia; entre ellas, calle Gigantes. Mientras los bomberos atendían una urgencia, las vecinas embatadas achicaban agua con escobones evitando que esta se colase en casas o establecimientos. Cualquier elemento servía de trinchera, desde puertas a sacos de patatas. Un poco más abajo, en calle Biedmas, una gran poza de agua permanecía estancada frente a la Casa Hermandad de Viñeros donde Miguel Ángel Campos, Hermano Mayor, hacía todo lo que estaba en sus manos. Las alcantarillas están totalmente atoradas por las ramas que la corriente ha ido arrastrando hasta la zona. Queda mucho trabajo por delante.

De vuelta a casa asimilo lo vivido, un día para los anales de la ciudad. Ya solo falta que en Málaga vuelva a nevar.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

.-Fotografías: Inundaciones de Málaga 2012.

Yo, la oportunidad, la última esperanza de mi especie,
resucité perchelero, por capricho de los hijos de Deucalión,
en la tierra aún alzada por las armas de aquella batalla.
Como a vosotros, Humanos, Gea y Tetis me estructuraron
sobre órdenes arquitectónicos de González y Salabert.
Sesenta y dos con treinta metros, en trece partes dividido,
buscan vengar la muerte que los Dioses cultivaron
en esta Patria sin recuerdos donde el Hado me cubrió de enfermedad.
Con la pobreza sobre una estirpe creada para servir,
el Cielo tratará de imponer su cruel destino,
pero hoy, con veintiséis años cumplidos, lo juro:
¡Volveré bajo otra bandera!

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

.-Fotografías: Edificio de Correos de Málaga, 2007-2012.

.-Testo: No hay Gigantes en Nueva York, 2012.

La noche desarmada

5 agosto 2012

Que pronto nos parece cuando se va alguien tan grande.
Toda luz de Luna para ella en su noche desarmada.

Descanse en paz y siempre libre, Chavela Vargas

Museo de Málaga

28 agosto 2011

Fenicios, Árabes, Pedro de Mena, Simonet o Picasso son algunas de las referencias que hoy nos conducen a uno de los edificios más representativos de Málaga, el Palacio Episcopal. Tal como prometieron, tras abrir boca con la obra “Anatomía del corazón” o la vista especial del “Efebo de Antequera” dentro del programa expositivo “Esencias”, se inauguró en Diciembre de 2010 una nueva muestra temporal que pretende narrar la historia del futuro Museo de Málaga a través de sus obras: “Génesis de una colección”. Durante el recorrido, las piezas cobran vida al realizar una serie de preguntas al visitante invitándole a conocer más sobre ellas y la importancia que tuvieron para el Museo con anécdotas y curiosidades sobre como llegaron a formar parte de la colección.

Recientemente, guardando el patio central, la excelente muestra se ha completado con los “Bustos de la Aduana” presentados por primera vez tras su restauración durante la Noche en Blanco. Las veinte esculturas de terracota se encargaron a Luís Sánchez Caballero con motivo de la visita de Alfonso XII quien residió durante tres días en este edificio, representando personajes anónimos inspirados en emperadores, guerreros romanos y matronas. Se nos presenta así una oportunidad única de conocer de cerca unas piezas que siempre han ocupado el atrio de la segunda planta de la futura sede del museo, así como de seguir el proceso de rehabilitación del mismo.

Son muchos los años que Málaga ha estado abandonada a nivel cultural por las distintas administraciones. Resulta bastante vergonzoso que durante todo este tiempo no hayamos podido contemplar la belleza e importancia histórica de sus fondos por la falta de interés de quienes nos representan. Con la cuenta atrás en marcha, por el bien de la ciudadanía, esperamos que los plazos se cumplan sin que nada ni nadie vuelva a truncar el sueño de toda una ciudad que tantas veces ha demandado la apertura de su museo. Dos mil doce será un año importante.

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

.-Fotografías: 1.- Audiovisual con el Palacio de la Aduana; 2.- Patio del Palacio Episcopal con la exposición “Bustos de la Aduana”; 3.- Pedro de Mena y Medrano “Aparición de la Virgen a San Antonio de Padua”, 1675-1676; 4.- José Jiménez Aranda, “Una esclava en venta”, 1892-1902; 5.- Fernando Ortiz, “Cabeza de San Juan de Dios”, 1755-1765; 6.- Vicente Palmaroli González, “La modelo Amelia”, 1860-1890; 7.- “Medallón de Trayamar”, S. VII a.C.; 8.- “Marfil egiptizante del Teatro Romano de Málaga”, S. VI a.C.; 9.- Pedro de Mena y Medrano, “Ecce Hommo”, 1676-1680.

Stronger than me.

23 julio 2011


Mientras queden noches estrelladas sobre ciudades vacías, Amy Winehouse seguirá nadando en  mí.

You touched my soul and inspired me.
“(…)You should be stronger than me…”

#19J #Málaga

19 junio 2011

¿Quien puede seguir sin ver ni escuchar tal ejemplo ciudadano?

Democracia real ya.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

.- Los simbolos políticos que aparecen en las fotografías proceden de particulares, estando por tanto desvinculados con el mensaje básico del movimiento “Democracia real ya” y con esta Bitácora.

“(…) pidió una cerveza al camarero, se desabrochó el botón de la americana y fue a sentarse en la silla de mimbre que el presidente del Banco Cartujano indicaba a su lado con un gesto. (…)

-Tenemos al alcalde -dijo por fin. (…)

-Ya era hora -dijo Machuca. (…)

-Anoche cenamos juntos (…). Y esta mañana mantuvimos una conversación telefónica larga y cordial.

-Tú y el alcalde-. (…)

-Sí- (…) Accede a recalificar el terreno y a vendérnoslo acto seguido. (…)

-Habrá un escándalo -objetó el viejo banquero.

-Le da igual. Dentro de un mes expira su mandato, y sabe que no será reelegido.

-¿Y la prensa?

-La prensa se compra, don Octavio -Gavira remedó el gesto de pasar página con las manos-. O se le dan mejores huesos a roer.

Vió que Machuca asentía, atando cabos. Precisamente Cánovas acababa de guardar en el portafolios un explosivo dossier obtenido por Gavira sobre irregularidades en los subsidios de paro de la Junta de Andalucía. El plan era hacerlo público de forma simultánea, a fin de que actuase como pantalla.

-Sin oposición del Ayuntamiento –añadió- y con la Consejería del Patrimonio Cultural en el bolsillo…”

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

-A veces la realidad supera a la ficción. En ciudades como Málaga se sigue haciendo dinero a costa del patrimonio. Mientras, instituciones populares encuentran grandes trabas  a la hora de enriquecer artisticamente espacios de poco valor por leyes que a veces rozan lo absurdo. Leyes que la propia administración incumple a su antojo.

-Texto: PÉREZ-REVERTE, A., “La piel del tambor”, Círculo de lectores, Barcelona, 1996.

-Foto: “Calle Ancha del Carmen, nº 23”, 2011.

A %d blogueros les gusta esto: